Los CENDI cuentan con el programa de ABLACTACIÓN, el cual es supervisado por el Área de Nutrición para su mejor desempeño. La Ablactación es el momento en el que se introducen alimentos diferentes de la leche materna o sucedánea de leche materna a la dieta del niño.

Según la OMS, entre los 4 y 6 meses de edad, es el período adecuado para iniciarla. Antes de esta edad no se encuentran aptos para recibir alimentos semisólidos, debido a que el aparato digestivo no tiene las enzimas necesarias para degradar y absorber los alimentos y después de esta edad, las necesidades de otros aportes son mayores, por lo que se requiere consumir otros tipos de alimentos.

La introducción de otros alimentos en la dieta constituye uno de los eventos más esperados por la madre. Es un proceso clave en el desarrollo del niño, primer paso para alcanzar la alimentación completa y variada que recibirá durante toda su vida.