El Programa de Adaptación representa una valiosa herramienta que el CENDI instrumenta para conducir asertivamente la transición del niño del ámbito materno o del hogar a su primera vivencia escolarizada evitando experiencias traumáticas.

El Programa de Adaptación pretende regular la angustia de separación del niño, al integrarlo gradualmente a su nuevo entorno, ofreciéndole un trato cálido, afectivo y de respeto a sus necesidades individualidades y de diversidad como ser único. En este proceso, el acompañamiento de los padres es vital, para evitar una separación o desprendimiento brusco de su familia, propiciándose así el equilibrio emocional, físico y social adecuado para que pueda enfrentar positivamente las adaptaciones futuras.

Las transiciones por las que el niño pasa durante su escolaridad en el CENDI básicamente son: adaptación de nuevo ingreso, transición y cambio de nivel, y transición y cambio al nivel primario.