El servicio pedagógico en el CENDI se considera un proceso clave que aborda el quehacer docente desde la perspectiva de lograr el desarrollo integral y armónico de los niños y niñas en la primera infancia, cumpliendo con los programas, metas y objetivos establecidos a través de un proceso sistematizado, dinámico, planificado y organizado de actividades educativas, se promueve la incorporación progresiva de aprendizajes significativos en ambientes estimulantes y enriquecidos, cuyas influencias aporten para que se cumplan los fines de la educación, que es formar el perfil del futuro ciudadano que pueda incorporarse a la sociedad en condiciones de competencia, libertad e integridad.

Este proceso clave, es dirigido por la Jefa de Área Pedagógica, que es la encargada de supervisar, asesorar, capacitar, instrumentar y orientar al personal a su cargo. Otra figura fundamental del proceso pedagógico es la Educadora, que es la agente que guía el proceso de enseñanza aprendizaje, es responsable de planificar y de basar su práctica docente en el paradigma constructivista que coloca al niño en el centro de la actividad educativa, asegurando ambientes estimulantes de calidad, que propicien la calidez, el afecto, el respeto, la inclusión, la participación y la solidaridad, valores fundamentales para mantener la armonía e integración social. Así mismo, se fomenta la empatía, el autocontrol, el reconocimiento de sí mismo en los educandos, como base de un desarrollo emocional sano y equilibrado. Durante el trayecto educativo se produce la adquisición de habilidades, capacidades, hábitos y aprendizajes significativos, con el apoyo de la Asistente Educativa, quien está para coadyuvar en la aplicación de actividades educativas y asistenciales que se le brinda al niño que asiste al Centro de Desarrollo Infantil, a efectos de contribuir en su desarrollo integral.

El área pedagógica también coordina la ejecución de los Programas Innovadores Cocurriculares o Compensatorios, de Reforzamiento, e Interactivos.