El contexto socioeconómico de la mayoría de las poblaciones que atienden los CENDI, se caracterizan por encontrarse en niveles de pobreza y medios, ubicando a la mayoría de las familias en estrato socioeconómico bajo y marginal, y con ello la presencia de problemáticas sociales que agudizan el ambiente social donde viven nuestros niños; realidad, que conduce al centro de desarrollo infantil a luchar contra la vulnerabilidad y fortalecer las comunidades, para revertir el círculo social de la pobreza, enfoque que dimensiona el accionar profesional que desempeñan con gran relevancia los trabajadores sociales.

El área de trabajo social tiene como propósito fundamental ser el vínculo de enlace entre el CENDI, la familia y la comunidad. Su competencia se finca en realizar funciones de gestoría, comunicación y de diagnóstico del medio socioeconómico de las familias y el entorno de la comunidad educativa