El programa de Dibujo y Modelado surge en base a la necesidad de implementar nuevas técnicas que permitan conocer el nivel de creatividad, desarrollo intelectual y emocional, así como la percepción que el niño tiene del mundo que lo rodea.

La aplicación del programa de Dibujo y Modelado está a cargo del maestro especialista y/o de la educadora del grupo, la cual tiene que establecer la relación con los contenidos de las competencias y lograr la correspondencia con el tema, el proyecto y el centro de interés. Los trabajos pueden ser individuales, colectivos (grupales), por equipo, visitas a museos, exposiciones, trabajo colaborativo en casa y trabajos con ayuda de papá y mamá.

El dibujo, el modelado y la pintura para los niños significa un medio de expresión que realizan naturalmente y en forma de juego en el que vuelcan sus experiencias, emociones y vivencias. A través de esta actividad, el niño se expresa gráficamente con más claridad que en forma verbal, por tal motivo es una actividad de la que disfrutan enormemente.

El programa está compuesto por 10 unidades de trabajo de manera mensual entre ellas se destacan: los colores primario, plantillas de color y el dibujo libre, entre otras, lo cual también permite conocer nuestras obras de arte y la de los famosos.

Entra las principales técnicas que se utilizan, se encuentran: el rasgado, papel mache, el modelado (con barro, masas preparadas) el collage y la filigrana, la papiroflexia básica y el muralismo; así como un compendio de 106 actividades individualizadas para enriquecer la aplicación del programa.

Se evalúa creatividad, expresión artística, atención, interés y habilidad. Se aplica a partir de maternal tres y  preescolares (niños de dos años y medio a los 5 años). Se aplican una serie de técnicas que fortalecen la motricidad gruesa y fina de los niños, entre las que se destacan: pintura dactilar, pintar con escurrimiento, pintar soplando, pintar con cuerdas, decoloración, el granulado, pintura con olor, pintura con burbujas, con cepillo, entre otras.