El juego es el instrumento didáctico por excelencia más aceptado por los niños en su infancia y es a través de este valioso recurso didáctico, que el CENDI busca rescatar el valor social y educativo de juegos que han pasado de generación en generación y que expresan la cultura, tradición y el folcklor de nuestro país.

Los juegos tradicionales tienen el propósito de que los niños trabajen jugando y jueguen trabajando. Constituyen parte importante del patrimonio cultural, patrimonio que conviene proteger y promover, y son al mismo tiempo un instrumento eficaz para la promoción de la tolerancia, el respeto y la paz en una sociedad culturalmente diversa. Mediante los juegos se rescata y aplica las tradiciones sociales, la cultura de los pueblos, su historia, el amor, el arte, la literatura, las costumbres y la comunicación entre los seres humanos.

Entre los juegos tradicionales que se practican en el CENDI consideramos las rondas, el balero, los encantados, la bebeleche, la cuerda, la matatena, serpientes y escaleras entre otros. Como institución, estamos convencidos que los juegos tradicionales son una excelente herramienta didáctica y de socialización, que estimulan el desarrollo físico corporal, sentido rítmico, la imaginación, crean lazos de amistad, establece reglas y dan seguridad personal. En la aplicación del programa intervienen docentes y se practican en los niveles de maternales y preescolares.

Heckman, James J. (2000)