Las emociones están presentes en la vida de todas las personas, prácticamente en todo lo que hacemos. Las situaciones de la vida diaria ponen de manifiesto la influencia que las emociones ejercen en nuestras vidas; podemos afirmar que las emociones son inherentes a la propia conducta humana, y que en gran medida determinan su existencia.

Es por ello que en CENDI se implementa una efectiva herramienta para revertir las tendencias sociales actuales que afectan la convivencia y armonía familiar por medio del Programa Socio Afectivo, cuyo objetivo es construir ambientes de aprendizaje que potencien el control de impulsos, la vinculación afectiva, la empatía y la conciencia de sí mismos y que estos factores obren como mediadores pedagógicos, facilitando los procesos educativos.

Se trabajan 2 modalidades que son: para los niveles de Preescolar 1 y 2, el Programa “Siento, Expreso y Trasciendo”: y en el nivel de Preescolar 3, el Programa “Amistad para Siempre”.

Ambos programas están divididos en módulos que se desarrollan durante todo el ciclo escolar e involucran a alumnos, personal docente y padres de familia.

Los beneficios que se obtienen son el de normalizar y canalizar la ansiedad y fortalecer los vínculos entre padres y niños, construyendo junto con el personal docente, redes de apoyo y sentido de comunidad. Fortalece la autoestima, la inteligencia social, la inteligencia emocional, la solidaridad, combate el stress infantil y fortalece los lazos afectivos.